martes, 11 de agosto de 2015

El círculo aúlla












































Como un árbol cuyas raíces se han secado
y parece vivo, 
mas no por mucho tiempo,
extendemos los hilos 
buscando ir mas allá.

El pincel seco se afana,
acaricia y araña la hoja
negando lo inútil del esfuerzo
en esta tierra estéril.

Al pedir ayuda a las otras
grandes, medianas, pequeñas
hacemos un círculo con las manos
llamando a una diosa olvidada.

La repentina vuelta al mundo
de los mortales,
las peticiones,
la adoración.

La hace acudir al círculo
y, entre nosotras,
después de tanto tiempo,
al fin llora.

lunes, 15 de junio de 2015

La angustia es blanca.



Esto es un aviso;
estoy corriendo.

 
Velocidad máxima de huida,
el demonio del autodesprecio
me lleva siguiendo
desde hace unos días,
agazapado detrás
de algún saliente de la calle
o apoyado en un portal.


Sé que sueno loco,
que nadie más puede verlo,
pero está a metros de mí
y lo sé porque el soy yo.


La no existencia parece un sueño
de evasión en delirio blanco.
Tras de ti, cada vez,
pierdo días, semanas y años.
No llegar a nada es la norma,
pero siempre es divertido,
cazar algo que escapa.


Es mejor perseguir a que me persigan,
que me persigan es angustioso,
porque siempre, siempre escapo.


Es lo imprevisible el cebo,
el rechazo da carisma
 al total de la ecuación.
Contigo jugamos así;
el juego siempre
será mejor sin ti.


Ya no sé, no sé escribir.
¿El surrealismo? Mentira.
¿Los besos? Mentira.
Los nombres mentira.
El género mentira, mentira, mentira.


Tu estabas aquí y yo no.
Llegando me perdí
y toqué un timbre
que no era el tuyo.
Cuatro pisos de escaleras
 y en la casa
 me recibieron con gozo,
 alharacas,
 bebidas frías.


Pregunté por ti,
pero no te conocían
y rendido me quedé
entre esa gente
para siempre.

lunes, 30 de marzo de 2015







Mi habitación huele a desinfectante
y el futuro nos persigue, desbocado.
El ruido de los coches es ensordecedor.

Al mirar por la ventana, suele ser
ya indefectiblemente de noche,
pero los pasos no cesan,
en esta casa nadie descansa.
El timbre suena de noche,
mientras los gatos bailan.

Nuestras caras son muy blancas,
algo grises en los días impares.

Dormir es un lujo para los otros,
dormir, dicen, pero el dormir,
fué robado por delirios
 de diez sustancias secretas.



martes, 17 de marzo de 2015

Diosa



Te adoraré
como a una antigua estatua de alabastro.

Tus pasos serán eco  de otro tiempo
mis pasos serán guiados por tu voz.

Tus palabras resonarán en mis oídos
como ecos de plata.

Mis palabras brotarán incansables 
hasta agotar todo rastro de voz.

Cuando duerma asaltarán la fortaleza;
tratarán de quemarte sin éxito mil veces.

Prometo que nadie osará jamas
profanar tu templo de sangre.

domingo, 8 de marzo de 2015

Lo que te asusta es el reflejo

























Lo que te asusta es el reflejo.

Fogonazos de imágenes,

escenas pasadas protagonizadas

por otrOs que no son yo,

ni son como yo.

Intentando reubicarme,

tratando de hacerme objeto sin éxito;

mas no me importa, porque sé que no funcionará.

Este cuerpo les devuelve todo lo que recibe.




De repente me miras

y me ves,

o te ves.




Siendo perseguida por la calle

a los ocho años

por un viejo.

Intento de violación en un parking de madrugada

a los diecinueve.

Ese tipo borracho

que se coló tras de mi

en el portal

hace un par de meses.

El viejo que se frotó

contra mi pierna

en el metro de Madrid

a los diecisiete.

Y podría seguir,

pero no lo haré.




Agresiones, eso son agresiones,

Lo que tú cometes no

Llámame princesa sólo una vez mas.

Ya no me afecta, pues en el fondo

sabes que siempre

seré mas macho que tu.




Quisiera ver tu reacción,

tu navegar por la vida,

si día a día trataran de encerrarte

en una caja en la que no cabes.

Los huesos crujiendo y los tendones saltando.

Decenas de personas opinando sobre tus opciones día a día.

Tu devenir objeto.

Tus heridas.

Tus silencios.

Tu reacción a mis palabras.

Mi rabia transformándose en risa.




Mi burla de ti.




Mis no-ganas de agradar.




Mi no-mas-miedo-nunca-mas.